¿Cómo comunicar mejor con Storytelling?



Autor: Leyles Rubio León, asesor en Comunicación


José despierta y revisa el celular. La primera actividad del día. Lee los mensajes de WhatsApp y del email. Busca novedades sobre la pandemia. Luego revisa las notificaciones de Instagram. En ese instante recibe anuncios publicitarios de marcas, las pasa sin enterarse de lo que ofrecen. Luego se prepara para empezar el día.

Hoy millones de personas viven lo mismo. No salen con regularidad, evitan multitudes y reducen sus actividades al aire libre. Viven frente a las pantallas y desde ahí, reciben demasiada información.

En los últimos meses se ha definido el cambio. Los canales de venta y las reuniones sociales o laborales se han trasladado al mundo digital. El internet se ha vuelto el lugar más visitado y el confinamiento ha incrementado el consumo de contenido.

A raíz de ello, ¿las marcas saben utilizar con propiedad su comunicación para atraer clientes? ¿Saben que existe una herramienta poderosa llamada Storytelling? En definitiva, ¿cuentan historias?

Ellas deben aprovechar este escenario para infundir mejor sus valores, mostrar el lado humano de sus productos o servicios y así poder conectar mejor con sus audiencias claves.

El Storytelling permite hacer eso. Esta herramienta se define como el arte de contar una historia para que los oyentes puedan interiorizar, comprender y crear significado personal, sobre lo que están escuchando. Después de todo, si la humanidad ha transmitido el conocimiento y la tradición con fábulas, mitos o narraciones, ¿por qué no podrían las organizaciones?

Bajo este nuevo contexto, el Storytelling se vuelve la clave capaz de aplicarse de acuerdo a cada realidad empresarial y sin dejar de lado los sentimientos de la audiencia. De esa forma, las historias brindarán una experiencia más completa y participativa. Perdurarán, mantendrán su vigencia y se multiplicarán.

La novelista Chimamanda Adichie advierte que si solo escuchamos una historia sobre una persona o un país, corremos el riesgo de caer en una incomprensión grave.


El trabajo radica en encontrar los mensajes adecuados, crear peripecias y acompañarlas con personajes entrañables. Las marcas deben partir por conocer su razón de ser, el propósito de sus productos o servicios. Las cualidades que los consumidores encuentren permitirán que alcancen una posición de liderazgo.

Hay que medir cada acción para ver si da el resultado esperado. La narración debe generar empatía. Analizar las estadísticas permitirá pilotear la comunicación en tiempo récord. Si un elemento del Storytelling funciona mejor que otro —un personaje, una trama—, hay que decidir el cambio rápido.

Eso sí. Se deben adaptar los relatos a las nuevas tendencias, que van de la mano con la transformación digital. Las marcas deben entender la época que atraviesan, reinventarse y volverse más flexibles. Sólo así podrán conectar mejor con José y con el resto de personas que viven lo mismo.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square